‘The Documentary’, el disco detrás de la noche más mágica de Kobe Bryant

Imagen relacionada
Kobe Bryant y The Game tuvieron una conocida amistad que no dudaban en mostrar cada vez que se encontraban

📸 Noel Vasquez

Kobe Bryant y The Game han sido dos iconos únicos dentro de la cultura angelina. A su vez, los dos compartieron más que palabras durante su afamada amistad. Siempre que The Game actuaba en LA, Kobe estaba ahí, en primera fila. Siempre que los Lakers jugaban en casa y The Game no estaba de gira, él estaba ahí, apoyando a Kobe y compañía.

Y es que el vínculo entre el difunto jugador de baloncesto y el rapero angelino es más profundo de lo que uno podría llegar a pensar.

La leyenda cuenta cómo The Game, en la búsqueda del éxito se tuvo que enfrentar a innumerables críticos e incluso a otros raperos a los que  en algún momento llamó “hermano”. En 2006, el rapero estaba en la cima tras haber demostrado en su primer disco con Aftermath Records que era el nuevo rapero de moda. No sin antes tener que enfrentarse a uno de los productores del disco y con el que cointerpretaba tres de los temas del disco, 50 Cent.

Por el otro lado, Kobe en 2006 se encontraba con la peor plantilla de compañeros con la que jamás había jugado y, en una situación parecida a la de The Game, hacía poco que se tuviera que enfrentar al mayor pilar de su proyecto, en este caso Shaquille O´Neal. Kobe estaba en la misión de su vida: demostrar que él era el “Big Deal”.

Es aquí donde dos mundos tan distintos y competitivos como el baloncesto y la música cruzaron sus caminos.

De camino al Staples Center, como era habitual en Kobe esa temporada, se puso los cascos y escuchó el disco de The Game, “The Documentary”. Desde “Westside Story” hasta “Put you on the Game”, todas las canciones encajaban en la mentalidad de Kobe, y en especial esa noche.

El 22 de enero de 2006, la motivación de Kobe estaba en su punto más álgido. Saltó a la pista con sus compañeros para enfrentarse a los Toronto Raptors y, simplemente hizo lo que mejor sabe hacer: ser el mejor jugando al baloncesto.

Esa noche Kobe anotaría 81 puntos, el segundo mayor registro anotador de la historia de la NBA. Al igual y con la ayuda de la música de The Game, en 42 mágicos minutos demostró que era el “Big Deal”.

Tras la pérdida de su amigo, The Game ya está preparando una canción con la cual rendirle un último tributo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies