El Baúl: Selena

 

Cuando uno dice el nombre de Selena, probablemente se le venga a la mente la estrella mediática que hoy en día es Selena Gómez.

¿Pero qué pasaría si te dijera que ésta recibió su nombre por la admiración que sus progenitores sentían hacia Selena Quintanilla?

La verdad es que esa no es la pregunta de hoy. Ni tan siquiera es una pregunta lo que nos lleva al tema de hoy. El tema de hoy simplemente es la ya nombrada Selena Quintanilla.

Selena Quintanilla Pérez, conocida simplemente como Selena, fue una cantante estadounidense de ascendencia mexicana que rompió la barrera lingüística instaurada en el país de los 50 estados.

Tras una carrera musical de idas y venidas durante su infancia (carrera que comenzó por fijación de su padre), Selena se convirtió en la primera cantante en firmar con el sello EMI Latin en 1989.  Y sería ella misma la que le daría prominencia a este sello como el más importante para la música latina en Estados Unidos. Durante su estadía con el sello publicó cuatro álbumes: “Selena”, “Ven Conmigo”, “Entre a mi mundo” y “Amor Prohibido”. 

Con estos lanzamientos, Selena se convertiría en el primer artista en triunfar en el mercado estadounidense cantando en español. Su éxito e inmersión en la cultura estadounidense fue tal, que su siguiente álbum iba a ser lanzado bajo no solo el sello de EMI Latin, si no que también bajo el sello EMI (que por aquel entonces era la mayor productora musical del mundo).

Sin embargo, el 31 de marzo de 1995, Selena fue trágicamente asesinada a tiros por la presidenta de su club de fans, Yolanda Saldivar. El crimen cometido por Saldivar obtuvo una gran repercusión mediática y  acabó de convertir a Selena en todo un emblema de la música latina.

En julio de ese mismo año, se lanzaría de forma póstuma “Dreaming of You”, el último álbum de estudio que había grabado Selena, y el primero en el que cantaría también en inglés. Desde entonces, se han lanzado innumerables recopilatorios de la cantante que en su momento hizo lo imposible, y que se fue sin tener tiempo de saber hasta dónde había llegado. Y precisamente a España no llegó, pero esto no implica que sea demasiado tarde para conocer a este mito de la música en nuestra lengua natal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies